Image default
Otros

Los nuevos hoteles que funcionan en vagones reciclados

Los trenes tienen un secreto encanto. Quizás por eso dormir en un vagón es una opción para viajeros dispuestos a cambiar las cuatro paredes de un cuarto de hotel por una experiencia nueva.

La mística de los viajes en tren, esos que llevaban a regiones lejanas, donde todo podía suceder motivó a trotamundos de todos los tiempos, incluso es un tema recurrente en la literatura. Algo de ese micro mundo fantástico que ocurre dentro de un tren funciona en el imaginario de los que eligen pasar las vacaciones en un vagón-hotel.

En nuestro país hay varias alternativas armadas en vagones de antiguos trenes, casi siempre adquiridos en los remates o bien construidos a imagen y semejanza de los originales. En casi todos los casos la propuesta es sencilla, y las comodidades son acotadas. En otros pocos, la ambientación fue realizada echando mano de algunos lujitos, pero siempre es necesario un cambio de mirada para disfrutar la experiencia.

Aquí van algunas opciones para animar a los viajeros a probar algo nuevo en las próximas vacaciones. Alternativas en las lomas entrerrianas, en las sierras cordobesas, en un rincón del la ruta de los Siete Lagos y muy cerca de la ciudad, en San Antonio de Areco.

 

 

Entre Ríos – La Aurora del Palmar

Los vagones que son seis están emplazados en una Reserva Natural Privada de 1.500 hectáreas de campo entrerriano, 45 km al norte de la ciudad de Colón.

El sitio ubicado muy cerca del ingreso al Parque Nacional El Palmar comparte un paisaje similar, entre sus tesoros naturales cuenta con un importante sector de palmeras Yatay de 300 años de antigüedad.

Los vagones fueron acondicionados para recibir en diferentes modalidades de alojamiento. Los camarotes son más pequeños y ocupan solo un sector del vagón. Cuentan con baño privado y terraza individual. Los vagones de cola, por su parte, son cuartos que ocupan un vagón integro, resultan más espaciosos, tienen balcón y baño propio. Todos están provistos de aire acondicionado frío-calor.

La Aurora del Palmar forma parte de las áreas protegidas provinciales desde 2001. Dentro de los límites de la propiedad, atravesada por el río Palmar, se encuentra una extensión importante de selva en galería, también hay sectores de pastizales, espinales y humedales protegidos donde habita gran variedad de fauna silvestre.

Aquí se realizan también actividades agropecuarias, siempre con un manejo responsable para intervenir lo menos posible en el medio natural. De este modo el viajero tendrá la oportunidad de disfrutar no solo la naturaleza en estado puro y sino además contactarse con el tipo producción regional.

Cabalgatas, paseos en canoa y safaris interpretativos son algunas de las actividades que se ofrecen, además de talleres de artesanías y reciclado, visitas a la huerta orgánica, fogones recreativos y salidas nocturnas, programas todos pensados para las estadías familiares.

En el restaurante Panorámico se pueden saborear platos regionales, es el caso de algunas recetas a base del fruto de la palmera Yatay. También se elabora vino con las uvas propias y el menú abunda en verduras y hortalizas de la huerta.

El sitio cuenta con un sector de camping y una casona para aquellos que prefieran dormir en un versión más tradicional.

 

 

P.N. Nahuel Huapi – Vagón 7 Lagos

El año pasado las cosas no andaban muy bien para Graciela Viera. Su vagón instalado en Villa La Angostura donde vendía artesanías de su autoría, –ropa de diseño y objetos en alambre– había estado cerrado casi todo el tiempo por la pandemia.

Entonces, su amiga Mariana Quintupuray le propuso trasladar el vagón junto a la hostería familiar en el Camino de los 7 Lagosy asociarse en un nuevo emprendimiento. Pidieron autorización a Parques Nacionales y con el visto bueno mudaron el vagón desde el corazón de la villa hasta la orilla del Lago Correntoso.

Aquí, a 35 km del pueblo, viven los Quitupuray desde hace más de cien años: armaron una hostería y un camping que funciona de acuerdo con las normas vigentes en Parque Nacionales.

El dormi vagón de los 7 Lagos es en realidad una réplica realizada a imagen semejanza de un gemelo en Mar del Plata. Se emplazó sobre un pequeño desnivel a unos 5 o 6 metros de lago, sobre una preciosa playita patagónica; alrededor la magia arbórea de los coihues, radales y lengas crean un ambiente propicio para el ensueño.

Por dentro los interiores fueron reacondicionados gracias al talento de artesana de Graciela con objetos que fue encontrado, por ejemplo, hizo una lámpara con la base de un antigua licuadora.

El sitio está preparado para cuatro personas, cuenta con una cama doble y un futón de dos plazas. Afuera tiene un fogón propio con un juego de mesa y sillas para disfrutar las comidas a la luz de las estrellas. Por ahora los huéspedes usan los baños del camping familiar ubicado a 50 metros, pero para la próxima apertura, en noviembre con el inicio de la temporada de pesca, ya contarán con un baño seco propio. Hay luz eléctrica pero no internet, aunque a veces se producen mágicas conexiones con algunos proveedores cercanos. Sin embargo, no resulta esencial con tanta belleza alrededor.

 

 

San Antonio de Areco – Güiraldes B&B

Desde que volvió al pueblo de su tío bisabuelo el escritor Ricardo Güiraldes, Consuelo Pueyrredon Güiraldes traía un viejo proyecto en mente, construir su casa y un vagón de tren para recibir. Miró cientos de fotografías y finalmente diseñó el tren de sus sueños, una idea que hizo realidad gracias a un equipo de carpinteros de la zona. Lo construyó en madera con todos los detalles de un modelo antiguo: ventanas con guillotina, manijas de bronce, molduras ferroviarias, además se eligió cuidadosamente los detalles de ambientación que trasformaron el interior en un sitio muy agradable.

Ubicado en el Barrio Altos de Areco, a unas 25 cuadras del centro, Güiraldes B&B cuenta con un único vagón provisto con una pequeña cocina equipada y baño completo con bañera. El cuarto está preparado para dos y el sofá cama en el living puede admitir dos pasajeros más. El sitio está provisto de luz eléctrica y aire acondicionado frío-calor. Los viajeros reciben desayuno de cortesía y blanco.

Afuera, un tanque australiano promete un refugio para los días de calor pampeano. A un lado, una primorosa casita diseñada al modo de las antiguas viviendas de los guardabarreras, guarda los utensilios necesarios para la vida en el agua.

 

 

Vagues – Los Vagones de Areco

Durante 10 años Arturo Figueroa, alma “pater” del proyecto, buscó vagones de tren en los rincones más insólitos del país. “Nuestra idea era conseguir ejemplares en buen estado para traerlos al campo. Aquí los remodelamos y los transformamos en un cuarto de hotel con baño privado, pero sin perder la esencia ferroviaria, incluso algunos tienen las paredes internas de madera original”, nos cuenta.

Hoy tienen seis vagones: un furgón de cola donde se armó la suite principal, un coche de pasajeros que alberga 4 suites y un vagón de carga donde se acondicionaron otros dos cuartos más. El vagón comedor conservó su uso ya que allí se sirven los desayunos y las cenas. Mientras tanto se encuentran trabajando en dos vagones de la línea B de subte donde piensan inaugurar una alternativa que además del cuarto cuente con living y cocina al estilo apart.

Los Vagones de Areco está ubicado a unos 7 km de la estación de ferrocarril de Vagues, muy cerca de Areco, se desarrolla bajo el concepto de hotel rural. Cada una de las siete suites que, fueron ambientada con un tono diferente pero siempre con muebles de época y cuentan con aire acondicionado frío-calor,un deck privado con vistas al campo y wifi para trabajar en versión farm office, un modismo que inventó un amigo de la casa, muy adecuado a los tiempos que corren.

Al mediodía se puede disfrutar un delicioso asado a leña y después llegar hasta el museo de antigüedades propio. Andar a caballo o llegar en plan caminata hasta le arroyo son los mejores planes para el resto de la jornada. Al caer la noche nada mejor que reunirse alrededor del fogón, siempre encendido a esa hora, para saborear una copa de vino tinto a la espera de una cena criolla.

 

 

Nono – Estación Serrana

Ubicado en la localidad de Arroyo Los Patos a 3 km de Nono en el valle cordobés de Traslasierra, este complejo ofrece varios vagones reciclados y algunas cabañas.

Se trata de un conjunto temático que cuentan con seis vagones de principios del silgo XX. Algunos fueron furgón de cola del Ferrocarril Belgrano Norte, y otros fueron furgones de carga general del Ferrocarril Mitre.

Cada uno fue diseñado con un cuarto y un estar grande con TV y dos camas marineras. Todos tienen baño privado y kichinette. Durante el verano Estación Serrana ofrece a sus huéspedes un parador exclusivo sobre rio Los Sauces ubicado a 500 metros, con baño, asadores y cochera cubierta para disfrutar del agua con todas las comodidades.

Fuente: La Nación

——————————————————————————————————————————————————

——————————————————————————————————————————————————

Comentar

Relacionadas

Argentina: escapadas y viajes cortos para vivir su naturaleza y cultura

4SinBrujula

Las Termas comienza a vivir una nueva primavera

4SinBrujula

Worldpackers, la plataforma colaborativa que intercambia habilidades por alojamiento

4SinBrujula